El mensaje de BTS en las Naciones Unidas

BTS asistió por tercer año consecutivo a la Asamblea General de las Naciones Unidas junto al presidente de Corea del Sur, Moon Jaein, para llevar un mensaje de esperanza para las futuras generaciones.

Quien no conozca de BTS, pensaría que es un simple grupo de K-Pop que solo niñas pequeñas siguen, pero la realidad es que BTS es mucho más que eso. Asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas para dar un mensaje es un logro ENORME, y BTS lo ha hecho durante 3 años consecutivos.

Este año, abordaron varias temas tales como el cambio climático, los problemas por el COVID19, pero el tema principal lo fue que la generación de ahora y las próximas no le temen al cambio, sino que lo aceptan y trabajan con lo que nos ofrece.

La pandemia nos cambió la vida a todos, desde el más pobre hasta al más rico, ya sea económicamente o mentalmente. Muchos tomaron la oportunidad para vivir su mejor momento y aceptaron nuevos retos con los brazos abiertos. BTS nos comunicó en su mensaje que ellos no fueron la excepción: a pesar de que sintieron frustración y sufrieron lo que el COVID 19 les robó, tomaron ese tiempo para redescubrise y reflexionar sobre cuan preciado es cada momento de la vida, y esto lo podemos ver en su álbum BE, el cual ellos crearon completamente, desde las líricas, las grabaciones, las producciones y hasta las fotos. BTS es un grupo que se comunica constantemente con sus fans y al tener que cancelar su gira mundial, buscaron formas de mantener esa comunicación. Así surgieron los conciertos en línea, las transmisiones especiales, los en vivos más personales y los mensajes de aliento en las redes sociales.

Durante su mensaje, recalcaron la importancia del cambio climático. Esta generación aprendió más sobre lo importante que es la naturaleza y nuestro planeta Tierra puesto que las únicas actividades que se podían realizar eran al aire libre. Estar en contacto con la naturaleza fue una buena terapia para muchos durante la cuarentena mundial. Lo único que podíamos hacer para ese entonces era salir a ejercitarnos. BTS resaltó el interés de la juventud por el cuidado del ambiente y aunque no haya muchas soluciones por el momento, muchos han elegido este campo de estudio para encontrarlas, lo que nos da un sentido de esperanza en las futuras generaciones. “El futuro es un territorio que no ha sido explorado, y es ahí donde pasaremos nuestro tiempo. Ellos están buscando las soluciones“.

A la generación de ahora (adolescentes y jóvenes en los 20s) se les ha nombrado “la generación perdida del COVID”, ya que han perdido su rumbo en el momento en que necesitaban más oportunidades. BTS expresa que esta declaración es una exageración decir que están perdidos. Seguido de esto, nos mostraron una cartulina llena de imágenes para demostrar que la generación no está perdida, sino que están aprendiendo cosas nuevas, aceptando nuevos retos y encontrando su valentía.

Es aquí donde dejan claro cuál es su mensaje: esta generación es una de “bienvenida”, porque en lugar de temerle a los cambios, los aceptan y continúan perseverando.

Para que podamos prosperar como humanidad, debemos pensar en nuestras decisiones cuando nos enfrentamos a los cambios. Aquí el integrante J-Hope tomó la oportunidad para enviar un mensaje sutíl pero claro: la importancia de la vacuna. Este expresó que los siete están vacunados.

BTS terminó su mensaje diciendo “Creímos que el mundo se detuvo, pero en realidad continúa girando. Creemos que cada decisión que tomamos es el comienzo de un cambio, no el final. Esperamos que en este nuevo mundo podamos decirnos los unos a los otros ‘Bienvenido'”. Al final, presentaron su más reciente sencillo ‘Permission to Dance’.

BTS es una gran influencia para el mundo, no solo para sus seguidores. Estos siete chicos tienen mucho que ofrecer al mundo entero. Justo como su mensaje, debemos aprender a aceptar cosas diferentes porque en ellas pueden estar los mejores cambios o consejos. Sus canciones tienen líricas llenas de mensajes positivos y de temas que muy pocos se atreven a abordar: depresión, ansiedad, problemas de la juventud, problemas de la adultez. Al comienzo de su carrera ellos prometieron defender y representar a la juventud, esa siempre fue una de sus metas, y claramente están cumpliéndolo. BTS definitivamente llegó a nuestras vidas para marcarlas y permanecerán en la historia por siempre.

Map of the Soul ON:E – BTS nos deleita con un fin de semana de conciertos

Este pasado fin de semana el mundo se tornó purpura. Las superestrellas del K-Pop, BTS, llevaron a cabo una serie de conciertos virtuales, titulados Map Of The Soul ON:E. Miles de ARMYs se unieron para rencontrarse con los siete chicos, aunque fuera de manera virtual. Todos estaban ansiosos por ver en vivo las canciones de su más reciente álbum Map Of The Soul: 7, ya que por la pandemia del COVID-19, la gira mundial tuvo que ser pospuesta.

Para ver los conciertos se debía comprar una taquilla a través de Weverse Shop. Había diferentes opciones disponibles, con diferentes ángulos y hasta la opción de aparecer en una pantalla gigante, donde el grupo podía ver a todos sus fans. También estaba la opción de comprar un paquete el cual incluía el pase a una exhibición.

La función del sábado comenzó a las 6AM del 10 de octubre y la del domingo comenzó a las 3AM. Tuve la oportunidad de ver la función del domingo, y aunque me amanecí, no me arrepiento porque valió cada segundo. Nada puede cambiar la satisfacción de volver a ver a BTS en vivo, en una tarima, rodeados de una escenografía espectacular, mientras cantan sus canciones favoritas. Desde el comienzo hasta el final, puedo decir que los siete chicos disfrutaron cada momento del concierto. Sus caras de felicidad por volver a ver a ARMY y poder cantar para sus personas favoritas, son invaluables.

Una banda apareció marchando por el escenario con tambores, trompetas y banderas, anunciando la llegada de BTS, quienes aparecieron encapuchados y luego comenzaron a cantar ‘ON’. Jimin, Jungkook, J-Hope y V procedieron a hacer breakdance para finalizar la canción, presentando ‘We Are Bulletproof’, uno de sus primeros éxitos.

Foto por BigHit Entertainment

Como es de costumbre en sus conciertos, siempre se proyectan VCR’S nunca antes vistos y que definitivamente nos hacen derretirnos con su hermosura.

RM fue el primero en cantar su solo ‘Intro: Persona’, apareciendo desde debajo de la tarima, parado tras un podio, haciéndolo lucir como un gran presidente. La presentación incluyó muchos elementos provenientes del video musical de la canción, como las paredes llenas de grafiti, el Namjoon gigante que lo mira y los bailarines sin cara.

BTS prosiguió a presentarse ante su publico y a dar unas palabras introductorias, llenando a su público de emoción. Suga expresó que no pudo presentar bien durante las primeras canciones dado que tenía un hombro lesionado, pero también dijo que no era nada de que preocuparse y que estaría bien. Namjoon nos confesó que ellos ya estaban listos para dar ese concierto hace un año, justo después de terminar el Speak Yourself Tour, pero dado a las circunstancias, no pudo ser, así que nos estaban ofreciendo este concierto virtual.

Cantaron un remix de la canción ‘Dionysus’ para comenzar con sus canciones como solistas. Suga apareció vestido todo de blanco, en un pasillo lleno de sábanas blancas cantando ‘Shadow’. Su escenografía fue la más espeluznante, pues se veían las sombras de cientos de manos al fondo, pero aún así transmitió el poder de su voz al rapear con furia. Esta presentación dio paso a ‘Black Swan’, cuyo performance siempre es tan artístico y lleno de sentimiento. Al terminar, Jimin hizo una presentación de baile contemporáneo, que definitivamente hubiera sido espectacular vivir en vivo, pues hasta me dio piel de gallina.

El Rap Line apareció en un ring de boxeo enorme, vestidos con las batas que utilizan los boxeadores antes de comenzar la pelea, para interpretar ‘UGH’. Esta canción tenía a cualquiera brincando por toda la casa a la hora que fuera. Luego el Vocal Line tomó la tarima, todos vestidos de blanco, para cantar ‘Cero O’ Clock’, con un reloj digital al fondo, marcando los minutos y cada vez que cantaban cero of clock, aceleraba hasta marcar 00:00.

Jungkook se robó el aliento de todos al cantar y bailar ‘My Time’ en un suit rojo y una camisa de animal print, semi abierta. Seguido Jimin subió al escenario para cantar su canción con ritmo de flamenco ‘Filter’, deleitándonos con su baile. Jin nos hizo llorar con su solo ‘Moon’, cantando sobre una luna que daba vueltas y un escenario decorado con el sistema solar, y al finalizar, abrazó la Tierra. Debo mencionar que en la presentación de Jin se incluyeron personajes y elementos de la historia del Principito. V interpretó ‘Inner Child’ montado en un carrusel junto a un niño muy parecido a él, quien lo representaba cuando era pequeño. Esta presentación se tornó muy emotiva cuando el carrusel se detuvo, Taehyun miró al niño a los ojos, y al cantar el coro, presentaron ARMY en la pantalla cantando junto a él. Esto lo llenó de sentimiento y se le aguaron los ojos, y quienes estábamos viendo, no nos quedó más remedio que llorar junto a él.

J-Hope apareció en un carro rojo desde detrás de unas puertas corredizas de metal, en las cuales estaba pintado HOPE, para cantar ‘Ego’. Esta canción tiene mucho de su personalidad pues parece de carnaval y es muy feliz. Su escenografía estuvo compuesta por paisajes de la calle y elementos coloridos. También pudimos ver, por primera vez, la coreografía de esta divertida canción.

‘Boy With Luv’ comenzó a sonar y Bangtan salió con sombrillas en mano, mostrándonos una nueva presentación de uno de sus más grandes hits.

Como agradecimiento por el apoyo, BTS interpretó las canciones que los llevaron a la fama, como ‘DNA’, ‘Dope’ y ‘No More Dream’, haciéndonos recordar buenos tiempos.

Foto por BigHit Entertainment

Las voces de ARMY se escuchaban por todo el lugar, gritando el fanchant y todos con Army Bomb en mano.

Para culminar, interpretaron la sentimental canción ‘Spring Day’, seguida por uno de sus más grandes éxitos ‘IDOL’ y su más reciente sencillo ‘Dynamite’. Dijeron sus discursos de despedida y cerraron con ‘Bulletproof: The Eternal’, llenando el estadio de luces y sentimiento.

Foto por BigHit Entertainment

Este concierto definitivamente llenó un vacío que había en cada ARMY que ansiaba ver BTS en vivo. Fue la recompensa por lo que perdimos durante esta pandemia y nos llenó de felicidad en medio de todo el caos. Una vez más, BTS llega a salvarnos.

bts_bighit en Twitter